La rotación de cultivos (y de abonado) es un hecho

Las máquinas no descansan en esta recta final de octubre.

Ya no hace falta convencer a los agricultores, porque estos ya se han integrado en lo que es la rotación de cultivos. Incluso también observan como conveniente la rotación de abonado. La colza y la veza le están ganando la partida al guisante, ya que éste ofrece más dificultades técnicas a lo largo de su ciclo evolutivo.

La rotación de cultivos es un hecho en Aragón, especialmente en la provincia de Huesca (donde se puede considerar como una necesidad). En el resto de la comunidad autónoma se apuesta más por el barbecho como alternativa al cultivo de cereal.

La rotación de cultivos entra dentro de las prácticas agronómicas que defiende Europa en el marco de la nueva Política Agraria Común (PAC), y los agricultores observan las ventajas que tiene desde el punto de vista práctico.

También se está apostando por una rotación en el abonado, con el fin de que el suelo se enriquezca con distintos nutrientes y no siempre con el mismo.

Como ha quedado dicho, los agricultores, que han rotado cultivo, han sembrado colza (precisan que ahora llegue la lluvia) y también veza. El guisante no acaba de convencer a muchos, ya que es complejo en el día a día, con mayores exigencias técnicas y también más costes).

La camelina crece, con unas 1.000 hectáreas destinadas en Aragón a este novedoso cultivo. La empresa que la gestiona (Camelina Company) quiere sentar las bases para que en el futuro la camelina también entre en los planes de rotación de los agricultores. El precio este año ha sido bueno (por encima de 300 euros la tonelada).

Respecto a la actual campaña de siembra, ponemos el ejemplo del secano fresco de Lupiñén (que en la pasada cosecha daba rendimientos históricos).

La siembra comenzaba en torno al 15 de octubre. Se realizaba primero un abonado en rotación (de estiércoles, purines y el apoyo de algún abono tipo rhizovit, con magnesio y azufre); y se procedía a realizar también las aplicaciones de herbicidas (contra ricios y malas hierbas), con aplicaciones tanto para hoja estrecha como ancha.

La siembra se iniciaba con los guisantes (principalmente en parcelas que interesa atacar las malas hierbas), trigos en donde había guisantes, y cebadas de trigo largo (Mesta); y se continuaba con cebadas tipo Vóley. Se deja para Todos los Santos y noviembre las cebadas de ciclo corto (Lukas y Pewter).

Hay agricultores que a finales de septiembre y primeros de octubre sembraron colza o algún tipo de veza (tanto para grano como para segar en verde). La rotación de cultivos está funcionando muy bien en un secano fresco como es esta zona de Lupiñén.

La campaña de siembra se dará por finalizada en torno al 15 ó al 20 de noviembre.

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego
Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 06/11/2019 Resto Cotizaciones 06/11/2019 Informe Complementario 06/11/2019
Lonja del Ebro Cotizaciones 11/11/2019
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín Fitosanitario 6 (Noviem.-Diciem. 2019) Información Técnica (Siembra Cereales Aragón)
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones