La camelina ocupará unas 1.000 hectáreas en Aragón en esta nueva campaña

Ensayo de camelina en Lupiñén (Huesca).

Va a ser el tercer año de trabajo con la camelina. Hasta ahora han sido ensayos para ver su comportamiento en secanos áridos y en secanos frescos; llega el momento de sentar las bases para que este cultivo se convierta en alternativa para la rotación. Eso es lo que se piensa en la empresa Camelina Company. En la pasada temporada había unas 100 hectáreas de camelina en Aragón; ahora se habla de unas 1.000 hectáreas para la nueva campaña.

El Gobierno de Aragón ha realizado ensayos en Híjar (secano árido) y Lupiñén (secano fresco). Se ponen sobre la mesa algunas conclusiones.

ENSAYO DE HÍJAR (TERUEL)

- La camelina (en un año pluviométrico muy rico) desarrollaba bien todo su potencial productivo a pesar de la baja e irregular densidad de planta.

- A pesar de la mala nascencia y la citada baja densidad de planta se puede destacar la capacidad de ramificación y formación de inflorescencias de la camelina (cuando la planta tiene las condiciones climáticas y de suelo favorables).

- Se debe insistir en la necesidad de realizar una siembra que deje la semilla a pequeña profundidad (inferior a un centímetro) pero con una cama de siembra firme.

ENSAYO DE LUPIÑÉN (HUESCA)

Se decidía realizar un ensayo en los secanos subhúmedos de la Hoya de Huesca, con el fin de poder comprobar en qué condiciones de cultivo y de producción se desarrollaba, y poder intentar delimitar las mejores condiciones para su posible extensificación. El ensayo presentaba la imagen superior durante la Jornada de Transferencia en Cereal de Invierno (celebrada en mayo de 2013).

Las condiciones de desarrollo del cultivo eran esta pasada campaña excepcionales tanto para la implantación como para el desarrollo del cultivo y el inicio de floración y maduración.

No obstante, las lluvias excepcionales y las tormentas de junio producían un efecto indeseado para la maduración de la planta, así como el encamado precoz del mismo desde mitad de mayo.

La cosecha quedaba condicionada y se alargaba hasta primeros de agosto, con la maduración tardía de la camelina.

Las conclusiones en el ensayo de Lupiñén son:

- Las condiciones excepcionales de la pasada campaña hacían que tanto la implantación como el desarrollo de la camelina fueran muy rápidos; sin embargo, la elevada pluviometría de los meses de primavera condicionaba la mayor uniformidad en la recoleccion, siendo excesiva la humedad final del cultivo.

- No merece la pena apostar por la camelina como cultivo principal cuando las condiciones agroclimáticas son las de la campaña pasada; sí resulta interesante como cultivo en rotación, junto con la colza oleaginosa y otros cultivos de leguminosas.

Las producciones de la camelina eran elevadas (alcanzando quizás su techo productivo de los 2.000-2.300 kilos por hectárea) pero en buenas condiciones agroclimáticas la competencia de los cultivos de cereal es muy fuerte (con medias de producción de cebada superiores a 6.000 kilos por hectárea).

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego
Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 13/11/2019 Resto Cotizaciones 13/11/2019 Informe Complementario 13/11/2019
Lonja del Ebro Cotizaciones 11/11/2019
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín Fitosanitario 6 (Noviem.-Diciem. 2019) Información Técnica (Siembra Cereales Aragón)
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones