La competencia desleal de un gran país tercero: Estados Unidos

Los agricultores y ganaderos aragoneses aluden de forma continuada a la competencia desleal de los productos importados desde países terceros. Habitualmente se piensa en países en vías de desarrollo, y se habla de competencia desleal por no cumplir en la producción de alimentos los rigurosos controles normativos que sí tienen que cumplir los agricultores y ganaderos europeos.

Nos hacemos eco de un artículo publicado recientemente por El Confidencial, en el que se habla de otro país tercero (primera potencia mundial), como es el caso de Estados Unidos.

El artículo hace referencia al Día Internacional contra el Trabajo Infantil (12 de junio) y a las palabras del secretario de Estado, John Kerry, en las que apela a la comunidad internacional a rescatar a los más de 220 millones de niños que son explotados en todo el mundo ante la mirada indiferente de sus gobiernos.

El reportaje firmado por Ángel Villarino (desde Carolina del Norte) habla del "medio millón de niños que, según cálculos de organizaciones como Human Right Watch, trabajan a sueldo de grandes corporaciones agrícolas en Estados Unidos".

Y recuerda que la ley para prevenir el trabajo infantil en Estados Unidos (que data de 1938) hace una excepción para la agricultura, tratándose de un guiño a las pequeñas explotaciones familiares que en aquel entonces capitalizaban el sector agrícola.

Las pequeñas explotaciones familiares ya no son pequeñas ni familiares, ya que "las extensiones de cultivo de estados como Carolina del Norte son inabarcables y están en manos de grandes empresas".

El Confidencial apunta que "el sector agrícola estadounidense tiene problemas para conseguir mano de obra barata, por lo que desde hace décadas se nutre de jornaleros estacionales y de inmigrantes ilegales que a menudo acuden con sus hijos a los sembrados". Es algo que cuesta creer, como dice la activista Melissa Bailey, de NC Field.

Distintos colectivos estadounidenses denuncian esta práctica y aportan soluciones. El reportaje de Ángel Villarino hace referencia a un estudio de Philip Martin, economista de la Universidad de California, que refleja que un incremento salarial del 40 por ciento (lo suficiente para poder mantener a la familia sin que los niños trabajen) no tendría apenas impacto para los consumidores americanos.

Se apunta que el gasto en frutas y verduras crecería tan sólo en unos 15 dólares anuales de media por unidad familiar. Por cada dólar que ganan las compañías agrícolas vendiendo a los distribuidores, los trabajadores reciben seis centavos (un 6 por ciento).

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego
Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 16/10/2019 Resto Cotizaciones 16/10/2019 Informe Complementario 16/10/2019
Lonja del Ebro Cotizaciones 14/10/2019
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín Fitosanitario 5 (Septiembre-Octubre 2019) Información Fitosanitaria (Octubre 2019)
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones