España y Turquía investigan nuevas variedades de trigo de alta calidad y resistentes a la sequía

España y Turquía investigan nuevas variedades de trigo de alta calidad y resistentes a la sequía

España y Turquía están trabajando con más de 350 variedades de 24 países del área mediterránea. El objetivo es el desarrollo de nuevas variedades de trigo de alta calidad resistentes a la sequía y adaptadas al cambio climático.

El proyecto se denomina “Herramientas para la selección asistida por marcadores en programas de mejora de trigo a escala nacional e internacional: Adaptación al cambio climático y calidad industrial”.

Está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), tiene una duración de 4 años y cuenta con la colaboración de CIMMYT-Turquía.

Los ensayos se realizan en Lérida y Turquía (en condiciones de secano), y se utilizan imágenes aéreas a partir de cámaras térmicas y multiespectrales.

Desde el IRTA de Cataluña, instituto de investigación que trabaja en este proyecto, se realizan las siguientes reflexiones al respecto:

Los principales efectos del cambio climático (que ya se observan y se pronostican en un futuro próximo) son el aumento de las temperaturas, lo que provocará un aumento de la evapotranspiración de los cultivos (valor que se estima a escala global en 3.000 litros por persona y día), el incremento de episodios meteorológicos extremos, y la reducción de las precipitaciones.

Estos cambios darán lugar probablemente a sequías más severas y frecuentes que afectarán directamente a la viabilidad y productividad de los cultivos.

Investigadores del programa de Cultivos Extensivos Sostenibles del IRTA están llevando a cabo un proyecto que proporcione herramientas útiles para el desarrollo de una nueva generación de variedades de trigo harinero resistentes al creciente estrés hídrico previsto para las próximas décadas en la cuenca mediterránea como consecuencia del cambio climático.

El objetivo es, además, que el grano que se obtenga de estas variedades sea de alta calidad, de acuerdo con los requisitos de la industria.

El estudio utiliza tanto variedades tradicionales como modernas:

- Las tradicionales son variedades locales que se fueron adaptando a las condiciones climáticas de cada territorio durante el proceso de migración del trigo desde el Creciente Fértil (donde el trigo se domesticó hace unos 10.000 años) hasta su llegada a la Península Ibérica (hace unos 7.000 años).

- Las modernas son las variedades mejoradas desde la década de los 70, de menos altura y más productivas; sin embargo, con menos diversidad genética.

Entre las variedades tradicionales estudiadas se incluyen 170 variedades locales de 24 países de la cuenca mediterránea, mientras que las variedades modernas corresponden a 184 variedades desarrolladas a partir de los distintos programas de mejora genética tanto públicos como privados y centros de investigación de referencia internacional (CIMMYT e ICARDA)”.

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 19/09/2018 Resto Cotizaciones 19/09/2018 Informe Complementario 19/09/2018
Lonja del Ebro Cotizaciones 17/09/2018
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín 5 (Septiembre-Octubre 2018)
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones