GAM: La ganadería extensiva es infinitamente más beneficiosa para el medio ambiente que el lobo y el oso

GAM: La ganadería extensiva es infinitamente más beneficiosa para el medio ambiente que el lobo y el oso

La asociación Ganaderos de Alta Montaña (GAM) hace público un artículo de opinión con motivo de la concentración en Castanesa (Huesca) en defensa de la ganadería extensiva. Este colectivo considera a esta ganadería infinitamente más beneficiosa para el medio ambiente que invertir en el lobo y el oso.

El artículo de opinión está firmado por Ramón Ballarín, técnico de GAM:

Las zonas rurales, y en particular las zonas de montaña, tienen muy restringidas las posibilidades de desarrollo económico, ya que están fuera de los circuitos económicos de alto dinamismo.

Sus características de alejamiento e infraestructuras deficientes limitan sus posibilidades de desarrollo a la gestión y puesta en valor de sus recursos naturales renovables (principalmente pastos y en menor medida madera) y al importante apoyo que puede suponer el turismo, si bien este último, en importantes áreas ganaderas de nuestro Pirineo, tiene un carácter muy estacional.

Son actividades que generan una economía sostenible que permite mantener habitados estos territorios y conservar sus paisajes.

La práctica ganadera es la principal herramienta que han tenido los pobladores del Pirineo para la creación y el mantenimiento de un paisaje que ha llegado a nuestros días con un alto valor medioambiental.

Muchos de los rincones de mayor belleza de nuestras montañas deben en parte su valor a la labor de los ganados que permite diversificar los paisajes, mantener las formaciones vegetales con una menor carga de combustibles y crear interesantes ecotonos.

El mantenimiento de la ganadería es muy necesaria para especies como el quebrantahuesos, el urogallo, la perdiz nival, la perdiz pardilla,…

Desde la asociación de Ganaderos de Alta Montaña (GAM) hemos reivindicado la importancia de la ganadería en la protección frente a los incendios forestales de nuestros montes.

Y consideramos que la administración, en lugar de dedicar tantos esfuerzos a potenciar la expansión de especies como el lobo y el oso, debería centrar sus esfuerzos en apoyar a la ganadería extensiva ya que ésta tiene mayor trascendencia para la conservación de la biodiversidad de nuestros montes.

Desde GAM consideramos que se debe hacer un esfuerzo para mejorar las infraestructuras que facilitan la práctica ganadera como son: Los accesos, los puntos de agua, los cierres, las mangas de manejo, los refugios,...

También es muy importante recuperar amplias áreas pastables amenazadas por la matorralización y el embastecimiento de los pastos.

Recordamos y advertimos que la ganadería extensiva se encuentra en un punto de elevado riesgo, prácticamente de no retorno, especialmente el ovino.

O actuamos enérgicamente para proteger este uso de los montes o podrían reducirse de forma drástica los ganados en nuestros puertos de montaña.

Sucesos como el ocurrido en Castanesa recientemente ponen de relieve que actualmente es muy complicada la convivencia de los ganados con el oso y el lobo.

Ambas especies cumplen sobre el papel un lugar en la naturaleza que puede ser asumido por el hombre, que puede controlar a las especies de herbívoros para que no alcancen sobrepoblaciones; pero éste no tiene forma de sustituir la encomiable labor de los ganados.

La administración erraría si se posicionara en frente de los ganaderos de extensivo, tan importantes para la mejora de nuestros montes, para la propia seguridad de los pueblos frente a los incendios al mantener los prados y los entornos de los núcleos de montaña con bajas cargas de combustibles, y para el mantenimiento de la biodiversidad y la protección de los paisajes que tiene el ganado.

La administración debe apoyar económicamente y en la labor administrativa a la ganadería en las siguientes materias: La recuperación de zonas de pasto con desbroces o quemas controladas, la mejora de viales que dan acceso a zonas de importancia para la ganadería, favorecer la incorporación de nuevos ganaderos de extensivo en las montañas, la reconstrucción y ampliación de abrevaderos, fuentes, cerramientos, refugios, el adehesamiento y apertura de las formaciones arboladas para su aprovechamiento ganadero, el vallado de las zonas de pasto, la ampliación del CAP en áreas arboladas con aprovechamiento ganadero,...

Todas estas inversiones y medidas para la gestión del territorio con el trabajo conjunto con los ganaderos son medioambientalmente infinitamente más importantes que las inversiones en el oso y el lobo.

Lo que necesitan actualmente nuestros montes, por encima de todo, es a la ganadería extensiva y a las políticas del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, y las del resto de instituciones implicadas, para garantizar la conservación de nuestros paisajes y ecosistemas naturales con toda su riqueza.

Para conseguirlo deben volcarse en el apoyo a la ganadería extensiva para que recupere el terreno perdido y tenga un futuro prometedor, justo y estable que sin duda será positivo para la conservación de nuestro Pirineo”.

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego
Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 06/11/2019 Resto Cotizaciones 06/11/2019 Informe Complementario 06/11/2019
Lonja del Ebro Cotizaciones 11/11/2019
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín Fitosanitario 6 (Noviem.-Diciem. 2019) Información Técnica (Siembra Cereales Aragón)
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones