La Fundación Global Nature propone a agricultores y ganaderos adaptarse al cambio climático

La Fundación Global Nature propone a agricultores y ganaderos adaptarse al cambio climático

Aprender a cultivar en un clima cambiante, es decir, adaptarse al cambio climático” es el objetivo de la iniciativa que ha emprendido la Fundación Global Nature. Indica que “saber qué cultivos son más vulnerables al cambio climático o qué instalaciones ganaderas son más resilientes es ya una necesidad para los agricultores y ganaderos españoles”.

La Fundación Global Nature hace públicas las siguientes reflexiones en la línea de lo apuntado:

El aumento de eventos meteorológicos extremos, la menor disponibilidad de agua o la elevación de la concentración de CO2 en la atmósfera son algunos de los efectos del cambio climático que están incidiendo en la agricultura, especialmente en España donde el impacto del calentamiento es mayor que en otras partes de Europa.

Los agricultores y ganaderos han detectado ya la necesidad de realizar modificaciones en su trabajo diario.

Para ayudarles en esta labor, la Fundación Global Nature, junto con expertos de diversos países, ha elaborado un módulo de formación gratuito con información sobre la incidencia del cambio climático en el sector agrario y las modificaciones que pueden suponer una mejor adaptación, entre las que se pueden encontrar, según los cultivos, cambio de variedades (más precoces o tardías), la modificación del calendario de cultivo o de cosecha, o cambios en la irrigación.

Para ayudar en la toma de decisiones sobre qué medidas adoptar, el proyecto ha desarrollado dos herramientas que permiten analizar la vulnerabilidad al cambio climático de cultivos sobre la base de su zona agroclimática y de explotación agraria.

Estas herramientas proporcionan una serie de indicadores agroclimáticos que permiten cuantificar los umbrales y periodos de determinados eventos climáticos que suponen un impacto sobre los cultivos.

Es decir, se sabe que ciertos eventos climáticos influyen e influirán en la producción, pero es necesaria una mayor concreción.

Por ejemplo, en el caso del cultivo del tomate de industria en Extremadura, las temperaturas altas en agosto son un problema porque queman los tomates, pero estos umbrales no son iguales en Badajoz que en el norte de Italia, y no todos los agricultores son igual de vulnerables por su ubicación y sus prácticas concretas.

Las herramientas desarrolladas con el proyecto permiten confirmarlo con datos reales climáticos y de producción, y concretar cuántos días con temperaturas superiores a 37 grados en agosto suponen un impacto significativo en la producción. 

La explicación de estas herramientas así como de la metodología del proyecto están incluidas en el módulo didáctico. Toda la información está disponible en español para descarga gratuita en la página web de la iniciativa AgriAdapt, que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea.

La iniciativa AgriAdapt es un proyecto apoyado por la Comisión Europea a través del instrumento financiero LIFE. Participan la Fundación Global Nature en España y entidades de Alemania, Estonia y Francia. Este proyecto cuenta además con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica”.

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 14/11/2018 Resto Cotizaciones 14/11/2018 Informe Complementario 14/11/2018
Lonja del Ebro Cotizaciones 12/11/2018
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín Fitosanitario 6 (Nov.-Dic. 2018) Siembra de cereal en Aragón: Variedades
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones