Almendro en seto, modelo para hacer frente a la demanda creciente de producto

Almendro en seto, modelo para hacer frente a la demanda creciente de producto

La Escuela Politécnica Superior de Huesca y explotaciones de Agromillora en Ontiñena (Huesca) han acogido las sesiones del I Curso Internacional de Almendro en Seto, en el que han participado profesionales agrarios de España, Francia, Chile, Portugal y Argentina. Ha sido un curso que ha estado dirigido por José Casanova, profesor de la citada Politécnica.

El objetivo de esta iniciativa es “formar asesores especializados en este cultivo (que sigue extendiéndose) y en este nuevo modelo agronómico (que permite aumentar y mecanizar la producción)”.

Los especialistas universitarios y de centros de investigación, y los técnicos y directivos de empresas del sector han expuestos ponencias y casos prácticos, en el intento de responder a los interrogantes que plantea este sistema productivo por su novedad.

La primera plantación de almendro en seto se realizó en 2010 en una finca de la provincia de Lérida. Posteriormente este tipo de cultivo ha experimentado una expansión relativamente rápida, debido (explica José Casanova) a las buenas producciones de las plantaciones.

Actualmente existen unas 3.000 hectáreas de almendro en seto en España y 6.000 en el mundo, estando presente en la Península Ibérica, Australia, Italia, Chile y Túnez, entre otros países.

Se espera que ese número de hectáreas siga creciendo, tal y como sucedió en los años 90 del siglo pasado con los olivares en seto.

En las sesiones se han abordado los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de realizar una plantación de almendro en seto, desde las consideraciones previas hasta el estudio económico del sector, así como numerosos aspectos de su manejo, sin olvidar las utilidades de las tecnologías más modernas.

José Casanova señala que “el cultivo del almendro que se está implantando en regadío (pero que puede ser también una alternativa a otros cultivos en secano) permite una amplia mecanización, incluso en labores como la poda, reduciendo costes de mano de obra”.

Esta modalidad, añade, “puede contribuir a aumentar la producción de almendra en un país como España, que con 2,5 kilogramos por persona y año es su máximo consumidor, y que ha de importar actualmente la mitad del producto que necesita”.

Y ello “a pesar de ser el tercer productor mundial, por detrás de Australia y sobre todo de Estados Unidos (que domina este cultivo, produciendo en California un 80 por ciento de las almendras)”.

España sí que es el país que más superficie tiene destinada al almendro, siendo un cultivo tradicionalmente marginal, complementario de otros y cultivado en secano; por ello, se han dado bajas producciones.

José Casanova concluye: “Esta situación está cambiando en los últimos años debido a la instalación de riego en las plantaciones, la obtención de variedades autofértiles de floración tardía y extra-tardía, y al desarrollo de nuevos modelos agronómicos más rentables y eficientes, como el almendro en seto”.

Breves
El tiempo campo a campo
¿Cuánto ha llovido? Consulta el Pluviómetro Consultar el Estado de los Embalses Información sobre los Sistemas de Riego Lonja de Binéfar Cotizaciones Vacuno 18/09/2019 Resto Cotizaciones 18/09/2019 Informe Complementario 18/09/2019
Lonja del Ebro Cotizaciones 16/09/2019
Boletines Oficiales DOUE BOE BOA BOP HU BOP TE BOP Z
Boletín Fitosanitario
Boletín Fitosanitario 5 (Septiembre-Octubre 2019)
Agenda
Síguenos en...
Facebook Twitter contacto@diariodelcampo.com Añadir a Favoritos
Enlaces de Interés
PREOP Oposiciones